jueves, 17 de septiembre de 2015

PRELUDIOS

Nos preparamos para meditar. ¿Cómo? Escuchando preludios.



INTRODUCCIÓN
Los PRELUDIOS son relatos previos a la meditación que sirven para centrar la atención. Es donde comienza la visualización (que trataremos en la próxima entrada).
Son utilizados en Yoga, tanto para la relajación como para la meditación, ya que relajan la mente y el cuerpo y el alumnado puede concentrarse sólo en lo que escucha.

OBJETIVOS: 
  • Proporcionar algo en lo que concentrarse. 
  • Focalizar la atención. 
  • Controlar las emociones.
MATERIALES:
  • Relatos.
ORGANIZACIÓN: los yoguis se colocan sentados en círculo con la espalda recta. Colocan las manos como el mudra elegido y cierran los ojos.

DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD:
Respiran profundamente varias veces para poner la mente en blanco.
Escuchan el relato escogido en silencio.
Ejemplo:
“Preludio del Jardín”
“Estas frente a un jardín. Abre la verja y entra. Al entrar descubres unos colores como no habías visto en la vida. Empápate de la belleza de las flores, de sus colores, de su tacto… aspira su olor. La hierba es de un verde vivo y el cielo de un azul precioso, con nubecillas blancas que parecen ovejitas. En tu jardín todo está muy tranquilo, reina el amor y la armonía.”
Respiran profundamente tres veces y abren los ojos.
Maureen Garth.

BIBLIOGRAFÍA: Estos preludios están sacados del libro “ Rayo de Luna. Meditaciones para niños 2” de Maureen Garth. Ediciones Oniro. Madrid. Enero 2011.
La autora propone un solo preludio, el preludio de la estrella, pero como es muy largo, yo lo he dividido en varios y les he puesto nombre:

 PRELUDIOS:
“Preludio de la luz del Sol”
“Quiero que veas ahí arriba, por encima de tu cabeza, un sol muy, muy bonito. Es una gran pelota dorada que flota en el cielo, toda hecha de luz y calor. Entonces el sol manda un rayo muy grande hasta tu cama y te acaricia, te abraza y te inunda de luz todas las partes del cuerpo.”

“Preludio de la Luna”
“Quiero que veas ahí arriba, por encima de tu cabeza, una luna muy, muy bonita. Que extiende sus dedos sobre el mundo para que todos veamos por la noche, pero que tiene un rayo dedicado sólo a él. Ese rayo de luna es de purpurina, te tocan todo el cuerpo, y le hacen brillar en la noche.”

“Preludio del Árbol de los problemas”
“Quiero que vayas hasta la valla del jardín. Y que antes de entrar mires el árbol que está allí. Es sólo para ti. Es el árbol de los problemas. Quiero que cuelgues cualquier
problema, cualquier cosa que te preocupe. El árbol te guardará todos los problemas que tengas con tus amigos o con tu familia. El árbol acepta todo lo quieras colgar.”


SUGERENCIAS:
  • Elegir un preludio o mezclarlos.
  • Se puede acompañar con música de relajación.
  • Se pueden grabar para que los yoguis lo escuchen cuando quieran.
  • El preludio que más le guste a un yogui lo puede utilizar siempre que su mente esté intranquila.
¿Nos concentramos para la meditación?



No hay comentarios:

Publicar un comentario