jueves, 30 de julio de 2015

HISTORIAS Y CUENTOS PARA RELAJARNOS

HISTORIAS Y CUENTOS
INTRODUCCIÓN:
Los cuentos y/o historias no sólo se utilizan para realizar los asanas de una manera divertida y creativa. También, se utilizan para relajar mente y cuerpo.
OBJETIVOS:

  • Relajar cuerpo y mente.
  • Disfrutar de la escucha de historias.
  • Desarrollar la imaginación.

MATERIALES: los cuentos e historias escritas y/o grabadas. Música relajante.
ORGANIZACIÓN: los yoguis tumbados boca arriba sobre su esterilla. Con los ojos cerrados. O en la posición que estén más cómodos.
DESARROLLO:
Escuchar la historia y/o cuentos.
Una vez terminado el relato, incorporarse poco a poco hasta la posición de loto para cantar tres veces el OM.

HISTORIAS DE EJEMPLO:

  • La MARIPOSA:
“Imaginad que vuestro cuerpo se vuelve ligero. Tan ligero, que os termináis convirtiendo en una MARIPOSA de alas con colores brillantes. 
Os posáis en una gran flor. Oled la flor, ¿a qué huele?

 Sentís el aire suave y cálido en las alas al revolotear entre las flores. Volar y contemplad el cielo azul.

 ¿Sentís como voláis por encima de los árboles, las montañas…? 

¿Veis vuestra casa? Ahora, podéis volar por donde queráis durante el próximo minuto? 
Es hora de volver a casa. Empezáis a sentiros más pesados. Abrid los ojos y moveros un poco.”

  • La NUBE: 

    ”Imagínate que poco a poco te vas haciendo más ligero y que te transformas en una blanca nubecilla… 

Una nubecilla que, ligera, vuela cada vez más alto, hacia el cielo. Esta nube se deja arrastrar dulcemente por una cometa, y llevada por el viento, vuela despreocupadamente por encima del mar 

lleno de barquitas con velas de colores, 

sobre montones cubiertos de nieve y sobre verdes prados llenos de flores perfumadas. ¿A qué huelen? 

Observa el mundo desde arriba, con alegría… 

Cuando te despiertes, inspira por la nariz todo el aire que puedas y estírate como si acabaras de despertar.” 
Esta historia está sacada del libro “Yoga para niños y niñas” de Elisabetta Furlan.

SUGERENCIAS:

  • Utilizar un tono suave y agradable.
  • Introducir pausas para que se imaginen y visualicen lo que les estamos contando.
  • Deben mantenerse despiertos.
  • Pueden tener los ojos abiertos o cerrados.
  • Incorporar los ruidos exteriores como elementos más de la relajación.
  • Este tipo de historias son también utilizadas en la MEDITACIÓN.
  • Para los más inquietos se pueden utilizar las fotos he puesto relacionadas con las historias.
¡DEJEMOS VOLAR NUESTRA IMAGINACIÓN!


No hay comentarios:

Publicar un comentario